jueves, 25 de noviembre de 2010

México rinde homenaje al investigador del IPHES Ramon Viñas

Esta semana se ha llevado a cabo un ciclo de conferencias en su honor organizado por estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia

Participantes al ciclo esta semana - Cedida ENAH

Web Ramon ViñasVideo homenajeel evento en Facebook

IV Ciclo de conferencias de estudiantes de pintura rupestre y petrograbados. Homenaje a Ramon Viñas es una actividad que han organizado estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), en la ciudad de México, para mostrar de esta manera su agradecimiento por la labor científica que dicho investigador, actualmente en el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social, Tarragona, España), desarrolló años atrás en esta escuela y por el valor de sus trabajos científicos. Los actos se han llevado a cabo del 22 al 26 de noviembre en el Auditorio Javier Romero de la ENAH.

Arriba, impartiendo clase en la ENAH en el año 1998. Abajo, en la Cueva del Ratón, en Baja California

Nacido en Barcelona, Ramon Viñas viajó por primera vez a México en 1981 para asistir a un congreso y aprovechó para visitar la Cueva Pintada, en Baja California, un referente del arte rupestre americano: “Esto cambió mi vida”, asegura. Tanto que trasladó su residencia a México donde se integró como profesor de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, permaneciendo allí hasta hace cinco años cuando regresó a Catalunya (España) para ejercer de conservador del Centre d’Interpretació d’Art Rupestre (CIAR) de Montblanc. Poco después, se incorporó como investigador al IPHES, donde continua.

Ramon Viñas, en la actualidad

Asegura que este homenaje “es un reconocimiento a mi trayectoria como profesor de arte rupestre y medios de comunicación gráficos en la prehistoria, en la ENAH. Esto denota que la semilla que planté allí ha dado muchos frutos, pues gracias a toda la tarea que realicé ahora el arte rupestre se imparte en México como una materia de estudio importante”.

En la misma línea se expresa Juan Carlos Romero, miembro del comité organizador: “Hemos decidió homenajearle por ser uno de los docentes en rupestrología más importantes de México, sobre todo gracias a las investigaciones que ha desarrollado en Baja California y, claro está, por su reconocimiento a nivel mundial, como uno de los mejores científicos en este ámbito”.

Una prueba de ello es que le hayan dedicado este IV Ciclo de Conferencias de Estudiantes de Pintura Rupestre y Petrograbados que cada edición reconoce la labor de un personaje. Se efectúa con el fin de dar a conocer las diversas maneras teóricas y metodológicas de acceder al conocimiento de las sociedades que han dejado como legado arte rupestre. Algunos de los aspectos que se abordan son la representación simbólica y la significación gráfica de estas manifestaciones artísticas, así como su carácter etnográfico, teniendo en cuenta algunos hechos contemporáneos.